Vaya a ver la sinker antes de que desaparezca.

Tomado y traducido de Fangraphs.com

Por Travis Sawchik
25 de mayo de 2018

El béisbol tiene sus tendencias como cualquier otra industria. Casi todo pasa por un constante flujo de picos máximos que disminuye hasta un punto de calma y luego vuelve en sentido contrario a picos máximos.

Por ejemplo, los tipos de lanzamientos pasan por ciclos de popularidad. La curva estaba pasada de moda y ahora está de regreso. Hay años en que varios lanzamientos son más destacados que otros. Distintos lanzamientos hacen cosas distintas. Los lanzan hacia la izquierda, derecha, abajo, y parecen levantarse. Tienen diferentes trayectorias, rompiendo a diferentes alturas. Su uso está relacionado con el plano del swing, las filosofías y las propiedades de la pelota del día.

Probablemente estés al tanto que ha disminuido el uso de  la recta de dos costuras / sinker en los últimos años.

Mientras que la recta en general está perdiendo cuota de mercado en favor de los rompimientos, la recta de cuatro costuras ha gozado de un aumento de popularidad en los últimos años ya que los lanzadores aprovechan sus rotaciones cuantificadas para superar los swings de los bateadores, que se han adaptado a conectar el lanzamiento bajo, como expuso Jeff Sullivan antes de la temporada pasada.

De acuerdo con los datos de Pitch Info, en el 2010, el uso de la recta de dos costuras / sinker alcanzó su máximo de 22.5%. La recta de cuatro costuras estaba en un mínimo de 34,8% durante la Era del Seguimiento de los lanzamientos (Pitchf/x). Esta temporada, el uso de la recta de dos costuras / sinker está en un mínimo de 17,8%, sexto año consecutivo de descenso. El uso de la recta de cuatro costuras llega hasta un 37.6%.

Adicionalmente, más equipos (como los Astros, los Azulejos y los Yankees) parecen interesados ​​en aumentar las rotaciones en lugar de sustraerle. Los Piratas representan un caso atípico por sus esfuerzos para enseñarlo con menos rotaciones.

En los últimos tres años, ningún equipo ha excedido del 50% en el porcentaje de rollings permitidos, luego de que los Piratas promediaran una marca alrededor del 50% de 2013 a 2015 – producto de una marcada filosofía de rectas de dos costuras con la intención de inducir rollings hacia posicionamientos defensivos. Aunque los posicionamientos defensivos aún son populares, los equipos parecen menos centrados en tratar de inducir rollings desde el montículo.

Tal vez la recta de dos costuras retorne en unos años una vez que los bateadores encuentren una manera de combatir la velocidad en la zona alta. Tal vez no tengas que preocuparte de que se haya extinguido por el momento. Siempre habrá un uso para las dos costuras. Siempre habrá un lugar para una recta de dos costuras a lo Brandon Webb. La recta de dos costuras siempre será un arma en su regreso. Siempre es importante jugar con las fortalezas individuales de un lanzador. Pero a un nivel macro en la MLB, eso se siente un poco diferente.

Para los abridores, los bateadores han mejorado en conectar la bola en la zona de strike baja, por lo que el axioma de “mantener el lanzamiento en zona baja” no es tan efectivo como lo era hace unos años. Ha habido un cambio fundamental en el pensamiento sobre cómo conectar y hacer el swing. Cada vez más, el plano de trayectoria de la recta de dos costuras se alinea con la trayectoria del swing.

Además, los avances tecnológicos han permitido a los lanzadores comprender mejor el movimiento de sus lanzamientos. Saben que, con una recta con altas rotaciones, tienen una mejor oportunidad de que los bateadores fallen sus swings en la parte alta de la zona de strike o justo encima de esta. Si bien deberíamos anticipar que los bateadores se adaptarán en cierta medida a los lanzamientos altos ¿qué pasaría si la recta en la zona alta sigue ganando en velocidad y rotaciones?

A medida que la velocidad aumenta, también lo hacen las rotaciones, y cuanto más rotación tiene una bola, más se resiste a la gravedad y parece elevarse. Si bien aumentar las rotaciones a una recta de cuatro costuras es bueno para ese lanzamiento, a una sinker le incorpora un movimiento vertical hacia arriba, creando lo contrario del efecto deseado.

Siempre y cuando los lanzadores sean cada vez más grandes y fuertes, y mientras acumulen más y más entradas lanzadas, la velocidad y las rotaciones deberían seguir aumentando. Esta temporada, la velocidad de la recta está nuevamente en niveles récord: 93.3 mph para los abridores y 94.4 mph para los relevistas. Las rotaciones también aumentan para las rectas de cuatro y dos costuras. Las rotaciones de la recta de cuatro costuras están promediando 2.263 rpm en esta temporada, frente a los 2.255 rpm de la temporada pasada y los 2.238 en 2015. Las dos costuras promedian 2.169 rpm en cada una de las últimas dos temporadas, más que los 2.157 rpm en 2016 y 2.138 rpm en 2015.

Así que mientras algunos lanzadores puedan aún tener excelentes sinkers de forma natural, o desarrollar formas de reducir las rotaciones mediante el agarre o técnica, la tendencia mundial es que a las rectas le están adicionando más rotaciones, lo que generalmente debería ayudar a los lanzadores de cuatro costuras. Los equipos y los lanzadores están intercambiando las cuatro costuras por las dos costuras.

Lo que es interesante es que los bateadores continúan teniendo un mejor xwOBA contra las dos costuras en la zona de strike baja (.350 esta temporada y .337 la temporada pasada) que contra las cuatro costuras en la zona de strike alta (.328 esta temporada y .313 la temporada pasada), según datos de Baseball Savant. Mientras que tal vez los bateadores ya comienzan a adaptarse contra la recta alta, no han visto afectado su rendimiento contra la recta de dos costuras.

Puede que la sinker tenga sus días otra vez, o tal vez sea diferente esta vez para las dos costuras. Muchas cosas se reciclan en el béisbol, pero no todo lo es. Tal vez, con el cambio revolucionario en las instrucciones de bateo, la sinker nunca recuperará su cuota de mercado. Si ese es el caso, corra y vaya a ver la sinker antes de que desaparezca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *